Vargas Llosa quiere a Nadine Heredia como Presidente de Perú

Infobae | En una entrevista con el programa de canal N, No culpes a la noche, Mario Vargas Llosa analizó la actualidad política del Perú y reveló quién es su favorita a la presidencia para el primer período de la próxima década: Nadine Heredia.

VARGAS-LLOSA“Yo creo que ya es hora de que el Perú tenga una presidente mujer y creo que ella reúne unas condiciones magníficas para ser presidente del Perú. Es muy simpática, tiene un gran atractivo con la gente, sabe llegar al corazón de la gente. Es una persona inteligente y es una persona bien preparada”, aseguró el escritor.

Sobre las posibilidades de la actual primera dama para llegar al 2021 con posibilidades, sostuvo que “hay que ver si va a resistir el baño de mugre que está recibiendo. El gran problema en el Perú es que para ser un político exitoso hay que ser capaz de recibir el baño de mugre que impone la política peruana”, dijo quien fuera candidato presidencial en 1990.

0010117544

Vargas Llosa descartó apoyar una sucesión conyugal previa a 2021 y recordó que fue muy crítico cuando el presidente Ollanta Humala planteó la posibilidad: “Quienes creemos que eso es no aceptable porque no es legal, salimos a decírselo públicamente. Y Nadine salió a decir: ‘No voy a ser candidata’. Entonces, ese problema está zanjado”, analizó.

“Ese afán reeleccionista, si existió, no existe hoy en día. Y sin embargo, hay una oposición que utiliza de una manera muy machacona la reelección conyugal porque piensa que eso socava cada vez más la popularidad del Gobierno”, disparó en franca defensa de la gestión Humala.

Agregó que si bien respeta la crítica, no está de acuerdo en “minar las bases de la legitimidad de un gobierno que es legítimo. Ésa es la razón de mi intervención en política de esta vez que he venido (NdR: reside en España). No permitamos que se nos deteriore una vez más el sistema democrático”, señaló.

En referencia a esto, volvió a criticar a sus viejos rivales políticos, representados en la política actual por Keiko Fujimori, hija de Alberto, quien lo venciera en las presidenciales de 1990. “Si depende de mí nunca va a ser presidente del Perú. Ella nunca ha roto con lo que representó la dictadura de su padre (…) Sus adeptos y asesores son todos salidos de la dictadura, una de las más corrompidas y sanguinarias que ha tenido la historia del Perú”.

En esa línea, vaticinó la “desaparición” del fujimorismo al igual que sucedió con otros partidos surgidos de gobiernos dictatoriales de raíz militar. El del Luis Miguel Sánchez Cerro (golpe de Estado en 1930, ganó elecciones en 1931 y fue asesinado en 1933), el de Manuel Odría (Golpe de Estado en 1948, ganó elecciones en 1950 -como único candidato-, gobernó hasta 1958), y el de Juan Velazco Alvarado (golpe de Estado en 1968, destituido en 1975), enumerados por Vargas Llosa en la entrevista cuya versión completa se puede ver al pie de esta nota.

A pesar de sus declaraciones a favor del gobierno actual, desmintió que esté trabajando en las sombras con la gestión de Humala: “Nunca he sido consultado por Humala. Yo no soy consejero de Humala. Nunca he tenido una reunión privada con Humala, que me llamen ‘consejero’ es un disparate”.

Sus diferencias con el actual gobierno de Lima se centran en la falta de condena contra la represión en Venezuela: “Yo critico a todos los gobiernos que, como el de Humala, mantienen una neutralidad frente al horror que es Venezuela. Si Maduro se impone y establece la dictadura que pretende, ésa es una amenaza para toda América del Sur. Es una revolución que tiene ambiciones mesiánicas de exportarse y llevar a toda América Latina la palabra del chavismo. Es decir, arruinar a toda América Latina”, sentenció.

Infobae

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *