Asilados Políticos en Nicaragua: ¿Impunidad?

Funes

El día de hoy, se dio a conocer que el presidente Daniel Ortega Saavedra, le otorgó asilo político al ex presidente de El Salvador, Mauricio Fúnes. Fúnes es requerido por la justicia salvadoreña por el delito de enriquecimiento ilícito. El ex mandatario salvadoreño no ha podido justificar transacciones personales por más de US$600.000 en su periodo presidencial de 2009 a 2014. Además de Funes, el gobierno nicaragüense también le otorgo asilo político a su familia, incluido su hijo Diego Roberto Funes Cañas quien  enfrenta una demanda civil por presunto enriquecimiento ilícito por la compra de ocho vehículos por un monto total de 118,600 dólares, que tampoco ha podido justificar.  El gobierno que preside el comandante Daniel Ortega consideró que  “la Constitución Política de la República de Nicaragua asegura el asilo para los perseguidos políticos, amparando a los perseguidos por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos, estableciendo que la ley determinará la condición de asilado o refugiado político, de acuerdo con los convenios internacionales ratificados por Nicaragua”.

La polémica no se ha hecho esperar en El Salvador, ya que desde hace semanas se sospechaba que Fúnes había viajado a Nicaragua con el propósito de evadir la justicia. Aunque muchos se han sorprendido con la decisión que tomó Nicaragua, esta no es la primera vez que este gobierno otorga un polémico asilo político o la primera vez que alguien huye a este país para evadir la justicia.

buzo

En 1988, cuando Daniel Ortega gobernaba por primera vez Nicaragua, se le otorgo un polémico asilo político al italiano Alessio Casimirri, quien formaba parte del grupo catalogado como terrorista: las brigadas rojas. Alessio Casimirri es acusado por su país, de formar parte del grupo que secuestró  y asesinó al primer ministro italiano, Aldo Moro en 1978. En reiteradas ocasiones, Roma, ha pedido al gobierno de Nicaragua, entregar a Casimirri, pero este se ha negado. Actualmente, Casimirri cuenta con la ciudadanía nicaragüense, y es dueño de uno de los restaurantes más conocidos y populares de Managua.

farc

Al Igual que Casimirri, El mandatario Nicaragüense, le ha otorgado protección a diferentes individuos ligados con grupos terroristas y celulas de las FARC de Colombia.  Entre 2009 y 2010, el gobernante le otorgó asilo político a cuatro personas  acusadas de terrorismo por el gobierno de Colombia. Martha Pérez Gutiérrez, Doris Bohórquez Torres, Lucía Morett y Rodrigo Granda son acusados de tener vínculos con las FARC, pero encontraron gracia frente al comandante Daniel Ortega quien les ofreció  asilo para que vivieran tranquilamente en Nicaragua.

flores lanza

El hondureño, Enrique Flores Lanza es otro personaje acusado de corrupción que ha encontrado en Nicaragua un santuario para evadir la justicia. Flores Lanza es acusado por diferentes actos de corrupción mientras fungía como Secretario de la Presidencia entre 2006 y 2009 cuando Manuel Zelaya Rosales gobernaba Honduras.  Flores Lanza es acusado por la fiscalía hondureña de desviar fondos públicos y de retirar dinero del Banco Central de Honduras para financiar la “Cuarta Urna” que promovía Manuel Zelaya al igual de acusaciones de enriquecimiento ilícito. Aunque, Flores Lanza no cuenta con asilo político oficial, se sabe que es una persona protegida por la familia Ortega. Al igual que Casimirri, el también tiene restaurante en Managua, al igual que una panadería y una tienda de licores, un hotel  y una lujosa residencia en una zona exclusiva de la ciudad.

escobar

El Hijo de Pablo Escobar, Juan Pablo Escobar reveló en su libro: Pablo Escobar: Mi Padre, las historias que no deberíamos saber. Que residieron en Nicaragua por más de dos meses en 1984. En este año había elecciones presidenciales en Colombia, y muchos de los narcotraficantes de este país, salieron huyendo y buscaron refugio en otros países. Según el hijo de Escobar, vivieron en Nicaragua junto a toda su familia bajo la protección del comandante y entonces candidato a la presidencia, Daniel Ortega. En su libro relata que  fueron “recibidos en el aeropuerto por funcionarios de alto nivel del régimen sandinista que nos llevaron en un automóvil Mercedes Benz oficial a una enorme y antigua casa donde nos encontramos con “El Mexicano”, su esposa Gladys y cuatro de sus guardaespaldas”.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *