La Historia de La Roca Lunar Hondureña

roca-lunar_590x395

Flores Nasser | Joseph Gutheinz anda detrás de las rocas lunares traídas a la tierra por la misión espacial de la NASA Apollo 11 y la misión Apollo 17. Las rocas yacen esparcidas y desaparecidas por el mundo. Joseph, un Agente de Inteligencia, abogado, escritor, comisionado y aviador norteamericano se ha dado a la tarea de buscar y encontrar las valiosas piedras. Para esto fundó el Proyecto Roca Lunar,  “Moon Rock Project”en Ingles, con el que busca recuperar del mercado negro y coleccionistas privados las piedras extraídas del satélite.

El gobierno norteamericano decidió, por iniciativa de los astronautas Harrison Schmitt y Eugene Cernan,  que las naciones del mundo obtuvieran una roca como símbolo de amistad. El gobierno Estadounidense partió las rocas en 370 rocas más pequeñas, de las cuales se quedo 100 y de las cuales le brindo su cuota a cada uno de sus 50 Estados. Las otras 270 las dio a los gobiernos del mundo.

joseph_gutheinz_20120409 Gutheinz revela a una entrevista para la BBC británica que el Gobierno de Gaddaffi obtuvo dos rocas, las cuales están perdidas. Rumanía también perdió su roca y se desconoce su paradero. España y Chipre, ambos intentaron vender sus rocas lunares por dinero. Una gran cantidad de las piedras han resultado pérdidas, en su mayoría robadas para fines lucrativos en mercados negros. Sin embargo Gutheinz logró localizar al menos 77 de las rocas lunares perdidas. Incluyendo las que fueron dadas a los gobernadores de los estados de Missouri, Colorado y Virginia del Norte.

El detective lunar ha puesto sus esfuerzos en intentar recuperar la roca lunar de Malta, cual se mantiene perdida y la que todavía no logra localizar. Sin embargo dice estar cerca de recuperarla, lo mismo dice de la roca de Rumanía, en similar condición.

El de Honduras, sin embargo, es el caso más renombrado en cuanto a las desaparecidas Rocas Lunares. Nixon, ex presidente de Estados Unidos, regaló la preciada roca como un símbolo de buena voluntad al General Oswaldo Lopez Arellano, entonces presidente de Honduras y aliado norteamericano, esto sucedió en el año 1973.  Posteriormente La roca desapareció y fue introducida ilegalmente a los Estados Unidos para su venta en el mercado negro. Se estima que la venta ilegal se realizo por un monto de US$50,000, una suma ridícula considerando que la roca tiene 3,900 millones de años de antigüedad y se cotizaría en estos momentos, en precio de mercado, arriba de los 5.2 millones de dólares.

El Gobierno de Ricardo Maduro emprendió esfuerzos por recuperar la roca lunar, considerada patrimonio nacional del país, logrando recuperarla en una operación en conjunto con las fuerzas especiales y Agentes de Aduanas de los Estados Unidos en la denominada “Operación Eclipse Lunar”. Los agentes se hicieron pasar por compradores y lograron detener al empresario Alan Rosen, confiscando la preciada materia rocosa.

El empresario Norteamericano dijo que la roca había sido vendida por un coronel en retiro. Sin embargo, se desconoce la versión oficial de la desaparición de la roca lunar propiedad del Estado de Honduras. La roca por fin volvió al país en septiembre de 2003 traída por el entonces embajador del país en Washington, Mario Canahuati. Hoy la roca puede ser admirada en la Exposición “Viajemos al Espacio” del Museo Nacional del Niño “Chiminike”.

Hasta el momento solo se sabe de una venta legal de material lunar, y es la que el Gobierno de Rusia autorizó en 1993 en una casa de subastas en Nueva York. El material lunar fue recogido en la misión de la Unión Soviética  “Luna 16” y constaba de grava y polvo lunar de uno de los puntos de aterrizaje de la fuerza espacial soviética.

Por Amilcar Flores Nasser.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *