Daniel Ortega: La excepción a la tendencia regional

¿Es Nicaragua parte del Socialismo del siglo XXI?

 

¿Que diferencia a Daniel Ortega de los demás?

Ortega Murillo

A pesar de la debacle del modelo del Socialismo del Siglo XXI en Latinoamérica, hay un caso bastante inusual y estratégico, y es el de Daniel Ortega en Nicaragua.  Nicolás Maduro perdió el congreso y  tiene sumergida a Venezuela en una de las crisis más grandes de la historia, el “Kirchnerismo” perdió las elecciones en Argentina, Evo Morales perdió el referéndum de reelección en Bolivia, Dilma Rousseff está al borde de ser procesada legalmente por casos de corrupción  y Rafael Correa no volverla a lanzar su candidatura, lo que abre las puertas a un cambio de modelo en Ecuador. Estas noticias confirman que la famosa “marea rosa” que le dio el triunfo democrático a la izquierda en muchos países latinoamericanos, está despareciendo. Poco a poco el voto popular está cambiando a modelos de derecha o más centristas.

Las noticias que han surgido en el último año desde los países que tienen o han tenido un gobierno de izquierda, sugieren un efecto dominó en la región.  Desde la Patagonia se ha venido desenvolviendo un fenómeno donde las piezas del Socialismo del siglo XXI empiezan a caer. Sin embargo pereciera que Nicaragua es la excepción a esta regla ya que el partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN está más fuerte que nunca.  Esta eventualidad se debe a diferentes factores y políticas que el gobierno ha adoptado y establecido desde que tomó posesión en enero del 2007.  No es por nada que aunque muchos argumenten que la constitución no se lo permite, Ortega aspira este año a volver a ganar las elecciones con el 64% de la intención del voto popular.

Ortega PutinLa pareja presidencial  ha reiterado públicamente  su apoyo incondicional hacia los gobiernos de izquierda de la región. Sin embargo, los Ortega-Murillo han buscado alianzas por otros medios para salir adelante y no quedarse estancados. Alianzas con países como Rusia que ha donado transporte público, capital semilla y que ha invertido en el ejército, han sido claves para el éxito del actual gobierno. Asimismo, Ortega y Murillo han sido muy inteligentes al lograr una alianza importante con la empresa privada, donde han garantizado un ambiente amigable para la inversión doméstica y extranjera, la que ya cosecha frutos.

Nicaragua ha registrado un  crecimiento económico positivo  según el Fondo Monetario Internacional (FMI). En el 2015 la economía de Nicaragua creció un 5% y para el 2016 la proyección es del 4.5%. Esta noticia positiva ha causado que el FMI anunciara que  se retira de Nicaragua “debido al éxito de esta nación en mantener la estabilidad macroeconómica y el crecimiento.” Asimismo, el Banco Mundial por medio de su vicepresidente, Jorge Familiar, anunció que Nicaragua era el país que mejor ejecutaba su cartera en todo Latinoamérica. Según los datos del Banco Mundial indican que desde 2011 Nicaragua ha utilizado sus recursos en aumentar del 50% al 73% el promedio de mujeres embarazadas que reciben atención médica, 236,000 personas cuentan con agua potable y más de 106,000 con saneamiento. Además, 15 de 21 territorios indígenas han recibido títulos de propiedad, se han construido más de 200 kilómetros de caminos, 42,000 personas han logrado acceder a energía eléctrica, 560,000 habitantes tienen acceso a internet.  Nicaragua posee el índice de igualdad de género más alto de Latinoamérica, ocupando el puesto número 12 en ranking internacional de Foro Económico Mundial.

La seguridad ciudadana es otro factor importante al éxito del gobierno que preside Daniel Ortega y Rosario Murillo; ya que Nicaragua posee la tasa de homicidios más baja de todo Centroamérica, cerró el año 2015 con una tasa de  8 por cada 100 mil habitantes, muy lejos de la tasa que registró El Salvador con 103 por cada 100 mil habitantes.  La seguridad de Nicaragua tranquiliza a la ciudadanía y también lo hace atractivo para la inversión y el turismo.  Gracias a una excelente campaña de turismo y a la seguridad que el país ofrece, 1.5 millones de turistas visitaron Nicaragua en el 2015 dejando ganancias de US$528.6 millones.

No todo es color de rosas para el gobierno de Daniel Ortega ya que Nicaragua tiene mucho que mejorar en muchas áreas. Nicaragua sigue siendo uno de los países más pobres de la región debido a que  el desarrollo económico no ha aumentado y Nicaragua cuenta con el salario mínimo más bajo de la región con apenas US$167 mensuales. Asimismo esta administración ha sido criticada severamente por la oposición política y diferentes ONG’s ya que los niveles de democracia en el país son muy bajos. La libertad de expresión no está garantizada, hablar en una demostración en contra del gobierno es contrarrestada por palizas por parte de la policía o turbas simpatizantes del gobierno.  Sin embargo estos dos aspectos negativos paradójicamente han ayudado a Ortega y Murillo en consolidar el poder del FSLN. La pobreza del pueblo nicaragüense ha permitido al gobierno a continuar prácticas populistas del pasado donde regalos básicos como láminas o granos básicos le han garantizado el apoyo y lealtad de este amplio sector social de la sociedad.  Aunque una lámina y una bolsa de arroz no significa desarrollo humano o económico, para los más pobres si significa la diferencia entre tener donde dormir o que comer a corto plazo.  De igual manera, las prácticas autoritarias y no democráticas por parte del gobierno han logrado romper el espíritu de aquellos que los oponen. Tras años de lucha contra políticas del gobierno, la oposición se ha desgastado y es casi inexistente. Sus exigencias solo han sido contestadas con opresión y golpes lo que les ha bajado la moral y sumergirlos en el miedo hasta ser casi un grupo de resistencia inexistente.

Ortega Plaza de la FeEl gobierno de Daniel Ortega no ha sido exitoso por ser el más democrático, pero ¿Quién dice que la democracia es el mejor sistema para todos los países?  A pesar de tener problemas y retos que tienen que solventar, la administración de Ortega y Murillo ha demostrado ser más exitosa que los pasados gobiernos del país y que muchos gobiernos de la región. La astucia de la pareja presidencial en no poner todas sus fichas en un solo caballo, y aprender a diversificarse en diferentes áreas ha permitido que consoliden el poder. Su balance de políticas y el sistema hibrido en temas sociales y económicos les han garantizado el éxito. Daniel Ortega no ha fracasado como los demás políticos del Socialismo XXI porque él no es un político de este siglo. Cuando perdió el poder en los 80´s, cálculo de tal manera que cuando volviera, fuera invencible, y hasta el momento lo ha logrado.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *